lunes, 25 de febrero de 2013

Bennu

Tu nombre ya es ceniza para mi...
 El fénix renace de sus propias cenizas
¿Quien puede atestiguar que el fénix renacido es el mismo que murió?
Vale la pena averiguarlo
No lo se, quizá yo también ardí y me queme y renací y no soy el mismo...
Publicar un comentario