miércoles, 24 de diciembre de 2014

Less is more only when more is too much...







...An....yo no puedo dejar de soñar, si eso me sucediera sabría instantáneamente que he muerto o que la vida se me volvió lo que siempre temí, una costumbre, un respirar por respirar, comer por comer,  besar por besar. No An, me niego rotundamente a la idea. Debo soñar con un viaje, con la posibilidad de despertar al dia con tu sonrisa. Soñar que me expliques porque las estructuras, porque Gehry, porque Caveri o Le Corbusier. O porque la biblio de nuestro querido Clorindo o Wright y la Fallingwater.
Quizá mi sueño mas reciente sea como te ves en Barcelona, como la luz te trata en la Plaza Mayor de Madrid o lo monstruosa que es Bomarzo contrastada con tu figura...

viernes, 19 de diciembre de 2014

La noche del paradero...

"... Y ya entrada la mañana seguías durmiendo y sólo a mí me fue dado ver el fin de la noche del paradero, el sol rasante que convertía el fuelle del Fafner en una cúpula naranja, que resbalaba entre las cortinas laterales para meterse con nosotros en la cama, empezar a jugar con tu pelo, con tus senos, con tus pestañas que siempre parecen más, que siempre parecen muchísimas más cuando estás dormida.
También yo jugué ese último juego antes de las naranjas y el café y el aguafresca, un juego que viene de la infancia y que es taparse con la sábana, desaparecer en esas aguas de aire espeso y entonces de espalda doblar poco a poco las piernas levantando la sábana con las rodillas para hacer una tienda, y dentro de la tienda establecer el reino y allí jugar pensando que el mundo es solamente eso, que por fuera de la tienda no hay nada, que se está bien en el reino y nada más hace falta... Nunca te había deseado tanto, nunca la luz había temblando tanto en tu piel. Eras Lilith, eras Cypris, de la noche del paradero renacías al sol como los murmullos de afuera que crecían, los motores arrancando uno tras otro, el rumor de la autopista creciendo con el aflujo que cada paradero echaba ya a correr después del sueño. Te miré tanto, sabiendo que ibas a despertar perdida y asombrada como siempre, que no entenderías nada, ni la tienda secreta, ni mi manera de mirarte y que los dos empezaríamos el día como siempre, sonriéndonos y 'jugo de naranja' mirándonos y 'café, café, montañas de café'."
La noche del paradero, De Los autonautas de la cosmopista. Julio Cortazar

viernes, 5 de diciembre de 2014

De ciudades y pertenencias...











La ciudad nunca me perteneció. La recorrí, es cierto, con otras manos, con otras caras. La conocí en madrugadas hipócritas, fingiendo que la diversión de tragos y bailes me significaba algo, aunque sea diversión. Pero no,  siempre se me negó, siempre me camino por el costado. Aún en los días del colegio, aún en los días de trabajo, aún la primera vez que la vi, dura e imponente, perdida pero orgullosa en su ritmo, con ojos de niño. 
Buenos aires nunca  me había pertenecido como esa noche, donde los bares estaban cerrados, donde los museos se negaban a romper el puntual y sagrado horario de funcionamiento. Te seguí, por esa ciudad negada cómo siguen las hojas al viento ( y ni las metáforas me salen bien ahora) y me llevaste a un parque destruido, a una barranca sin escalones, a un río olvidado bajo el cemento.
¿Como iba a saber que la ciudad, negándoseme cómo siempre, en realidad se hacia mía, me aceptaba triste y taciturna, me llamaba a la delicia de un patio a media luz, de un banco fantasmal, de una boca convulsionada?
No podre nunca mas caminar esas calles de piedra, entre esos balcones sin pertenencia, sin sentir la leve caricia de tu mano, el tibio aliento de tu boca, mi torpe risa que alborotaba las esquinas. No podré pisar otra vez buenos aires sin sentir que fue mía esa noche,  qué dejó que escriba en sus calles la historia mas linda, los versos mas tristes, las esperanzas mas vivas.
La ciudad sigue sin pertenecerme. Vos también. Pero algo de los dos se quedo anclado en esas calles. Quizá, irónicamente, nosotros le pertenecemos a la ciudad.

viernes, 28 de noviembre de 2014

De busquedas...

¿Es verdad que escribo?
¿No son solo las cicatrices de mis dedos?
¿No tienen mis palabras siempre el terrible presagio de no ser?
An, chiquita, te hablo como un fantasma
¿Recordás que te pregunté si todo esto tenia sentido?
¿Cómo dos seres como nosotros se encuentran de la nada,
como culpar al destino o a la suerte?
Mis días se volvieron una búsqueda sagrada
tengo miedo de no ser
tengo ser de no miedo

En las noches mientras cantan los grillos
mientras todos duermen
yo no me encuentro como para dormirme
yo me pierdo en la tormenta
                                                                                (Quizá podrías acariciar mi sien
                                                                                   para quedarme dormido en ti)


sábado, 22 de noviembre de 2014

An...








An, la pintura sos vos
vos vibras en colores
en formas
tu silueta recortada contra el crepúsculo 
la vida tiembla en vos 
cómo el agua en un cuadro de Monet
y yo soy el tipo que asiente ridículamente 
admirando la mano del artista
mientras por dentro se muere
por tocar la pintura
y vibrar sobre el agua.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Giros...






Ella giró  su cabeza buscando escapar a la pregunta que él le había hecho. Todavía no entendía lo terco que se ponía cuando buscaba encontrar respuestas. El viento se llevaba la mayoría de la lluvia pero de vez en cuando alguna que otra gota resbalaba por la madera del techo y caía sobre el hombro de N. Ella sin mirarlo le dijo: - Córrete que te vas a mojar todo, bobo.

- Primero contéstame la pregunta...

La respuesta estaba escondida muy cerca de sus labios pero ella  no la quería dar...sabía que era una sentencia...un golpe duro y final...quizá no lo vería mas...entonces lo evadió.

- ¿Tu hermano como anda? Lo vi el otro día cruzando la ruta, iba como endiablado...¿todavía sigue con O?

- Si, todavía...pero no estábamos hablando de eso...¿porque te cuesta tanto admitirlo? los errores son afirmaciones también, formas de decir las cosas, decisiones que se toman...nada en la palabra error es casual...un error no es una equivocación, es una actitud disfrazada.

- Ya lo se, quizá mi error fue empezar todo esto...dejarte entrar en mi mundo que es absurdo y complicado.- Ella se volvió y lo miro a los ojos.- ¿No hay forma de que te quedes sin saberlo? ¿Aceptar que hay cosas de las que no sirve saber, que son escoria de las cosas importantes de la vida?

- Vos mas que nadie sabés que no puedo escapar de las afirmaciones. Llamame loco u obsesivo pero necesito hacer encajar todas las piezas de este rompecabezas. Es un ...

- Es una locura- lo interrumpió ella y lo miró a la cara-. Es un sin sentido, nunca vas a poder entender el todo del todo.

- Igual voy a intentarlo...sino no puedo ni dormir. Los días se me hacen pesados y pegajosos. Es como una maldición ¿entendés? Solo necesito una respuesta, la que sea, la pieza recortada si querés, de otro juego, pero que me sirva para completar esta historia estúpida que inventamos.

Ella volvió a perder su mirada. Buscó en el paisaje un respiro, un apoyo. A lo lejos vio un pájaro que se elevaba en el aire. Subía alto para luego largarse en caída libre y no corregía la caída sino hasta ultimo momento. Lo supuso cazando, quizás solo jugaba con su sombra o estaba intentando lo mismo que N,  pero de un modo mas radical. Tomo una bocanada de aire que exhalo inmediatamente. No lo miro, ni por un segundo busco sus ojos que sabría no volvería a ver. Solo se limitó a decirlo. A perderlo. El  giro en el aire como el pájaro. El aliento de N se volvió fantasma. La gota esta vez le cayo a ella.

viernes, 31 de octubre de 2014

...




Estos dias melosos y sensibleros, donde el otro toma el poder. El que me habita, el que escucha estas canciones y se regocija en el dolor. Maldito él, maldita su música... 

jueves, 16 de octubre de 2014

Instrucciones para deshacerse de un grillo

Se debe tener cuidado de subestimar al pequeño insecto. Por mas que las fábulas infantiles lo pongan en un lugar tierno y hasta pintoresco, el grillo una vez ingresado en la casa pasa a ser un habitante mas. Algo así como el pariente indeseado que viene de visita y no se quiere ir. Se comporta mal, cínicamente se pone a cantar en el momento en que la casa ha quedado silenciosa, quebrando la paz del lugar. Pero lo que lo hace mas indeseable aún, es que la criatura parece sentir nuestro acecho, por lo que cada vez que nos aproximamos detiene su canto y se llama a silencio. Lo que no sabe es que eso ayuda a encontrarlo. Por lo que basta ir tanteando la casa, bajo los muebles, hasta que el canto se detenga, señal de que estamos cerca. En esté momento es crucial detenerse por completo, como si la vida fuera en ello y esperar a que el intruso vuelva a cantar, delatando su posición y dándonos la oportunidad de revolearle una chancleta o lo que se tenga a mano.

martes, 7 de octubre de 2014

Demonios...



El hombre se ha esforzado tanto en desnaturalizar la maldad, en negarla, en hacerla ajena, que ha inventado un monstruo mitológico. El diablo, satanás, lucifer,  no es mas que una figura abstracta  donde el hombre deposita toda su frustración. No puede aceptar que la maldad es propia, interna, que desde el mismo momento del nacimiento lleva consigo la posibilidad del bien y del mal.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Insomniac

Te hablo así medio muerto
Medio trémulo ante las heridas
Te hablo como a través de un espejo

El insomnio me carcome los días
Las batallas perdidas en el amor
Me carcome el alma tu huida

Cancerbero loco de pasión
Corazón ciego de lujuria
Sangre, sexo, amor

El insomne debe desvariar
Esta tirado y murmulla
Escribe un poema al reves
Y llora una desgracia consumida.

martes, 23 de septiembre de 2014

Como el diablo






Nunca dejaras de ser mía
porque esa primavera me diste tu alma
como el diablo, mi amor, como el diablo
me tendrás esperando por ti toda la vida

viernes, 19 de septiembre de 2014

La muerte tiene cara de mujer


Virginia Poe

No alcanzo a figurarme como será en la visión, en el entendimiento de una mujer la cara de la muerte, la figura que tantas veces en la vida nos acecha sigilosamente, tanteando nuestro destino o suerte, aguardando a que nuestro designio para con ella se cumpla. Lo más correcto seria suponer que en su lugar, para las mujeres la muerte tiene cara de hombre, de un hombre fuerte y sádico que podría tomar sus vidas en un segundo. Quizás no sea así y también la vean de  forma seductora, con gracia en sus movimientos y segura de su superioridad, de su triunfo ante la vida. 
La explicación mas lógica (para un hombre); nacemos de mujeres, vivimos por mujeres, siempre en algún rincón, aunque sea el mas vil de los hombres, en un pequeño rincón oscuro del corazón o de la mente subyace un amor perdido, una mujer que con el paso de los años agiganta su figura y se nos hace una diosa,  un símbolo de la redención y la felicidad; el paraíso encarnado en dos piernas esbeltas y unos labios venenosos. La verdad esta tan lejos de ese ideal, pero mientras siga intacta en su templo (¿nuestra cabeza?) la figuramos hermosa y perfecta por siempre, y la culpa de haberla perdido (muerta o ida) solo se explica en la torpeza de no haber sabido adorarla como era debido.
Edgar Allan Poe nació en la primera década del siglo 19, desgraciado toda su vida, perdió al menos a dos mujeres importantes en su vida. La primera su madre, Elizabeth Arnold Poe murió a los pocos años de que el naciera victima de la tuberculosis. La segunda, en la que creía haber encontrado un consuelo para sus desdichas fue Virginia Eliza Clemm, su prima que rondaba los trece años cuando se casaron. Con la última vivió algunos años de ilusión, de una felicidad idílica pero provisoria en un Cottage (una especia de casa de campo en las afueras de la ciudad) Virginia enfermo rápidamente y murió también de tuberculosis dejándolo devastado.
Su desgracia, su dolor y pena lo ayudaron a escribir los relatos más desgarradores que un ser puede escribir sobre el amor. Cuentos en los que la figura de la mujer, de la amada aparece y tiñen el relato de incertidumbre. La amada siempre sucumbe a una desgracia, a un designio mas allá de esta tierra y es el personaje, casi siempre el relator el que narra su sufrimiento y su espanto ante la muerte y los sucesos que la desencadenan. Si hay algo que aparece como regla, es una muerte nada terrenal, casi siempre misteriosa y etérea. Algunas veces macabra, es cierto, pero macabra para el relator (y también el lector) que sufre el martirio de no poseer las herramientas para evitar lo inevitable; la muerte es la gran triunfante.
Para Poe la muerte tenia cara de mujer.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Adios Gustavo...





Mamá sabe bien
Perdí una batalla
Quiero regresar
Solo a besarla

No esta mal
Ser mi dueño otra vez
Ni temer que el río sangre y calme
Al contarle mis plegarias

Tarda en llegar
Y al final, al final
Hay recompensa

Mama sabe bien
Pequeña princesa
Cuando regrese
Todo quemaba

No esta mal
Sumergirme otra vez
Ni temer que el río sangre y calme
Se bucear en silencio

Tarda en llegar
Y al final, al final
Hay recompensa
En la zona de promesas

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Last Flowers...





Ultimas flores al hospital

Los electrodomesticos han enloquecido
No puedo seguir ofendiendolos /Pequeño punk mocoso

Y no puedo enfrentarme al anochecer
Puedes ofrecerme escapar
Las casas se mueven, hablan
Si me llevas obtendras alivio
Alivio, alivio, alivio

Y si voy a hablar
Solo quiero hablar
Por favor no interrumpas
Solo sientate y escucha
Porque no puedo enfrentar al anochecer
Puedes ofrecerme escapar
Las casas se mueven, hablan
Si me llevas obtendras alivio
Alivio, alivio, alivio
alivio, alivio

Es demasiado, muy brillante, muy poderoso
Demasiado, muy brillante, muy poderoso
Demasiado, muy brillante, muy poderoso
Demasiado, muy brillante, muy poderoso

(Radiohead)

lunes, 25 de agosto de 2014

Mandala



Julio pero sobretodo rayuela, nos envolvieron en la magia de la literatura directa, de la comprensión de que lo que le pasa a un escritor no dista demasiado de lo que puede suceder a un lector. No se insiste en vano durante toda la novela con problemas gravemente existenciales, ni teorías forzadas de la literatura. hay dos posturas concretas, el problema del ser, del existir, del convivir y de como afrontar la vida y la postura de Morelli que es la propia visión conflictiva de la literatura. ¿Vale la pena seguir forzando a los lectores a una literatura ajena, cargada de simbolismos inteligibles, destinada solo a los intelectualoides y despojada de por así llamarlo ALMA. Morelli piensa que no. Julio piensa que no. Y aunque aun seguimos fabricando mucha de esa literatura no cómplice y peor aun, seguimos comprando la literatura que nos venden, la de los best-sellers, la de la mugre de 50 sombras o la de la ficción re contra re-cocinada americana, un horizonte se nos abrió cuando Julio y Rayuela aparecieron en escena. Para muchos que escribimos significo la libertad del precedente, del camino marcado. Si para la pintura fueron necesarios los impresionistas para romper las presunciones de la academia, cuanto de la literatura de la que gozamos hoy en día y sucesivamente a los años de rayuela en latinoamerica se la debemos a Julio, a Gabo y a tantos otros que no temieron hacer lo que se les cantaba y escribieron sobre el universo extraño, mezclado, crisolico de latinoamerica.
Por razones de tiempo y también de distancia no conocí a Julio, pero sus lectores, la secta de seguidores que lo veneramos bien sabemos que eso no es impedimento, que con julio existe una intimidad que traspaso los limites de la existencia, y que se construyo en una dialéctica secreta pero visible, argentina pero universal, tan universal que hoy el mundo le rinde tributo. Gracias por tanto Julio, Horacio, Cronopio. Plaf.

viernes, 1 de agosto de 2014

Rain down on me







Quién anda ahí
Quién se mueve entre las sombras
si mi aliento flota entre la niebla
There’s a shadow hangin’ over me

Fantasma o monstruo
souvenir de un viaje a lo desconocido
aléjate de mi
aléjate de mi
(esto es un mantra)

No debería tener estas pesadillas
ya no consumo mis venenos
dejé la rebeldía en el cenicero
mi única droga es el pensamiento

Aléjate de mi
aléjate de aquí
O solo llueve sobre mi
Rain down on me
(esto debería ser un mantra, 
pero no)



viernes, 25 de julio de 2014

Sobre el poder

"En el final, el poderoso comienza a buscarse una religión, un dios que lo soporte. Pero solo lo hace por cansancio, por la debilidad de no poder sostener más la lucha. Se pasa al lado de la paz (inventada por los débiles) para no tener que seguir siendo fuerte. Es ahí cuando alguien más joven y poderoso lo derroca y asesina, restaurando los valores primitivos y eternos del poder" 

(Ramsés II) (quizás)

lunes, 14 de julio de 2014

Defensa de la derrota




por  Roberto Fontanarrosa


Se apoyará, primero, los brazos estirados, las palmas de las manos contra la pared. Respirará hondo y acompasadamente varias veces, hasta que el frío de la pared le llegue. Cerrará los ojos, no mucho tiempo. Sentirá entonces, penetrándole, un reposo húmedo. Será la tristeza. Algo tibio. Intimo, casi fraterno. Decididamente poético. Eso. Poético. Se sentará entonces, sin mirar a nadie. Le punzarán algunas miradas furtivas. De reojo. No deberá hablar casi. Ni insultar. Deberá callar largamente. Sentirá entonces, creciéndole, un orgullo callado, quieto. Será la dignidad. Lo tomará del hombro, llenando con blandura el silencio que acompaña a los fracasos. No deberá llorar. Nunca. Tal vez apretar fuertemente la mandíbula. Un instante. Se pondrá de pie. Sentirá entonces, en el pecho, detrás de los labios, un escozor denso y aguachento. Será el romanticismo, que envuelve en una gasa tenue todas las derrotas. Tomará entonces su frágil fama, su trémulo orgullo antes impecable, se vestirá con ellos cuidadosamente, casi con cariño, y se marchará. No habrá las historias resonantes de la victoria, las felicitaciones sofocantes de la victoria. Estará solo. Y tendrá que caminar lento, pero no muy lento. Una mano en el bolsillo y un gesto vacío en la cara. Apenas una palidez quebradiza en la piel cubierta paternalmente por la solapa levantada. No habrá ni un solo amigo. Ni uno. O tal vez uno que respetará el momento, el silencio, la tristeza, que dejará caer casi con temor, o con respeto, una palmada leve sobre el hombro, como temiendo romper algo, como temiendo que se le desprenda al vencido ese fino revoque de melancolía, de nostalgia.
El vencido sacudirá una vez la cabeza, o dos, en agradecimiento, sin hablar, porque una palabra, un gesto amartillado en falso, puede precipitar el llanto. Y el vencido digno no se permitirá llorar ante terceros. Se marchará solo. Se preparará en su casa un café fuerte, negro, espeso y caliente. Se tomará la cara con las dos manos, para apretarse aun más sobre los párpados esa poesía inútil de las derrotas. Para fijarse sobre los pómulos todo el romanticismo suave e impalpable de las derrotas. Se podrá permitir, ahora sí, un gesto nervioso, un puñetazo corto y duro al aire dulzón de la cocina o bien sobre la mesa. Se podrá permitir, ahora sí, llorar con un llanto comprimido, convulsivo, desesperado y hondo contra el marco de la puerta del comedor. Deberá luego lavarse la cara, secarse los ojos con una toalla. Mirarse al espejo preguntándose si tenía realmente necesidad de llorar.
Y se sentará en el sillón de mimbre.
Tomará su café. No se sentirá tan mal, después de todo.

viernes, 11 de julio de 2014

Mas cheranistas que Mascherano

Desde el partido contra Holanda que quería escribir algo con respecto al mundial. Sobre todo con respecto a la Selección Argentina. Pero Patricia Angulo ya lo hizo.


MasChe


Los últimos dos días en Argentina ha ocurrido un fenómeno en las redes sociales, en las calles, entre los amigos, en los diarios y es acerca de lo “capo” que es Mascherano. Hay decenas de chistes al respecto. El primero que leí fue que si mandamos a Mascherano a negociar con los fondos buitres trae vuelto. Después vinieron todos los demás, escritos por diferentes personas, desde distintas partes del país, pero todos apuntando a lo mismo: a que Mascherano es tan groso que puede conseguir cualquier cosa. Desde la fortuna de llamar a una empresa de servicios públicos y que lo atienda una persona al segundo llamado, hasta conseguir que a su alrededor haya wifi, o meter cuatro elefantes en un fitito o pagarle al chino con caramelos. Desde conseguir que Icardi festeje el día del amigo con Maxi López hasta que en Julio haya deflación. O saber cómo es él, en qué lugar se enamoró de ti, de dónde es y a qué dedica el tiempo libre. Incluso que nadie le clave un “visto” o que la heladera se ponga las ojotas cuando él va a abrirla descalzo…Podría seguir con las cataratas de chistes haciendo alarde de lo suertudo, valiente, supermacho y heroico que es Javier Mascherano, pero para eso ya están los memes por todas partes.
Yo quiero referirme a otra cosa que me tiene pensando: ¿Qué nos pasó? ¿Por qué de un día para otro encontramos a un héroe nacional y no es Messi? Si bien admiramos a Messi, al menos yo lo admiro. El que hoy tiene la cara del Che y de San Martín, es Mascherano. Es algo llamativo cómo todos coincidimos en elegirlo a él y no desde el sentimentalismo, sino desde el humor. No resaltando lo exitoso que es, sino su trabajo en la cancha y la fuerza que mete. ¡Es tan, pero tan grande que no hace flexiones de brazos, empuja a la tierra! 
Me pregunto cuánto hace que tenemos olvidados a los héroes de todos los días, a los que se levantan cuando aún es de noche y se suben a los trenes horribles que los llevan hasta sus lugares de trabajo. Cuántos obreros, enfermeras, choferes, maestras, médicos, empleadas, estudiantes, vendedores ambulantes, etc; salen de sus casas cada día para trabajar, estudiar, ganarse el mango y meten garra, y se sacrifican y hacen magia con el sueldo para llegar a fin de mes y se esfuerzan por conseguir otro laburo mas porque con eso no alcanza. ¿Cuánta gente desconocida corre como un galgo año tras año sin salir de pobre y sin brillar por eso? Como si el valor del trabajo se hubiera perdido y admiráramos al nuevo rico que no sabemos de dónde ni cómo juntó esa montaña de plata y ostenta autos cual Fariña o un super piso en Madero. ¿No será que nos hartamos del valor por la nada misma? ¿No será que nos asqueó lo fashion, la vulgaridad y el caretaje? ¿No será que vimos en este muchacho algo que nos gustaría volver a ver en nuestra gente? ¿Alguien que nos diga que tirando todos juntos para delante y poniendo eso que hay que poner cuando las cosas están complicadas, podemos salir? Me pregunto eso desde hace dos días, qué vimos en este chico que hemos idolatrado desde el humor, pero en el fondo nos reímos por no llorar. Conseguimos que él haga cosas imposibles que todos queremos hacer y no podemos porque andamos frustrados, amargados, enojados, peleados. Mascherano va a la ferretería pide el cosito que va adentro del coso y sin preguntarle nada, le dan lo que iba a buscar ¿entendés? 
No todos podemos meter un gol y ser Messi en las cosas de todos los días, a veces pasa que nos la pasamos defendiendo esta parte de la cancha que nadie ve, porque es la mas fea de ver y nadie se entera. A veces parece que sólo se ve donde están las estrellas, pero para que uno brille, hubo alguien que peleó, luchó, trabajó, se sacrificó y hasta se rompió el “toor” (leer al vesre) por llegar a una pelota de Rooben que casi seguro era gol. Ese fue Mascherano. Creo que por eso nos identificamos con él, que por eso las listas de chistes remarcando lo superlativo que es, si hasta dicen que Superman lleva una camiseta con la cara de Masche y cosas así. 
También todo esto me llevó a pensar qué valores hemos rescatado en este hombre a la hora de hacer chistes, es sabido que el humor es cosa seria, que con el humor se puede contar algo mas profundo. ¿Qué valores se destacan en este jugador? La humildad, el sacrificio y la idea de unión en el grupo, de gran motivador. El salir adelante todos juntos, siendo disciplinados, no fanfarroneando, dejando de lado esa cosa tan desagradable y que tan hartos nos tiene a todos de creernos que somos Gardel de la mañana a la noche, cuando en realidad venimos desafinando bastante. Rescatando el trabajo abnegado, por sobre todas las cosas; la dedicación sin joder al otro, sin ser ventajista, ganando en su terreno y ayudando al otro con el resto que le queda y finalmente logrando ser un equipo. Repartir la tarea, no cargar el éxito en uno sólo. Entender que uno sólo no te saca del desastre, uno solo puede brillar él una vez, dos veces, pero después se apaga. Entender que unidos somos más, aunque la idea de juego o de país que tenemos nos diferencie. Es mas fácil que salgamos adelante poniendo el lomo todos que sólo gracias a un talentoso. Creo que es lo que ha hecho que lo viéramos como héroe a él, él que le dijo a Chiquito Romero hoy te convertís en héroe, y Romero lo hizo, no porque quería ser héroe sino por no contradecir a Macherano, que es capaz de jugar al Candy Crush sin perder una vida.


http://especiesquedesaparecen.blogspot.com.ar/2014/07/masche.html

jueves, 10 de julio de 2014

Canción de Amor



¿Cómo sujetar mi alma para
que no roce la tuya?
¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti?
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse.

Pero todo aquello que tocamos, tú y yo,
nos une, como un golpe de arco,
que una sola voz arranca de dos cuerdas.
¿En qué instrumento nos tensaron?
¿Y qué mano nos pulsa formando ese sonido?
¡Oh, dulce canto!


Rainer Maria Rilke 

viernes, 27 de junio de 2014

See See Rider Blues

https://www.youtube.com/watch?v=Xtw91wIOvRA

See see rider 
See what you have done
See see rider
See what you have done
Why you made me love you, now your gal has come 

I'm goin' away, baby, I won't be back till fall
Goin' away, baby, I won't be back till fall 
If I find me a good man, won't be back at all 

I'm gonna buy me a pistol, just as long as I am tall
I'm gonna buy me a pistol, just as long as I am tall
I'm gonna kill my man, and catch a cannonball 


My See See Rider, where did you stay last night?
Your shoes ain't dirty,  your clothes don't fit you right 
And you didn't come home till the sun was shining bright






lunes, 16 de junio de 2014

Cartas a Mia

"...Es mi culpa también. Mia, yo te escribo como si le escribiera a la chica que una vez conocí, a la que disfrutaba de mis besos y de mis manos. No me doy cuenta de que en realidad le estoy escribiendo a alguien que ya no es así, que cambio, supongo que para mejor y que en mi escritura equivoco la destinataria. Aun así, te escribo y en mis palabras no soy del todo sincero. Jamás un hombre será sincero frente a una mujer que lo cautiva, siempre buscara atajos, empatías, formas de parecer más seguro y no tan ingenuo. Si fuera totalmente sincero quizá no te gustaría, por eso en la vida uno anda siempre detrás de mascaras, de sueños formados..."

lunes, 9 de junio de 2014

Telarañas




Ya no recuerda el momento en que por primera vez vio esas finas y plateadas telarañas. Las fue encontrando paulatinamente, de a pedazos, débilmente ligadas a pequeñas cosas. Las descubrió, con el tiempo, también en otros lugares, en más objetos y hasta lo impensable: en las personas.
Normalmente no cree en fenómenos inexplicables por lo que acude rápidamente al oftalmólogo. Pero el diagnostico no ayuda, no hay ninguna falla en sus ojos: están sanos, claros, limpios. Y aun así, las telarañas continúan apareciendo, como una plaga que va invadiendo su mundo.
Se esparcen por todos lados. Sobre los muebles, en los libros, en las bocas que ensayan palabras torpes negándolas y en casi todas la cosas. Aparecen como de la nada y él no acierta a ver la araña; el insecto que se divierte mientras juega a emboscar todo su mundo, para hacerlo caer, para atraparlo. Trata de quitarlas, las amontona, las arranca de las cosas y las arroja con furia pero vuelven a aparecer. Cada vez más fuertes, más absolutas.
Y así, como un iluminado o como un loco, con ese don que primero lo había maravillado pero que después empezó a aterrorizarlo, se fue encerrando cada vez más. Ya no podía caminar por las calles, ni andar mirando a la gente en las peatonales, ni sentarse en un parque sin ver como las telarañas digitaban el mundo. O estar sentado en un café, mirando a través de los cristales casi empañados, una tarde lluviosa, tratando de ignorar los estragos que hacían allí las telarañas, derribando mozos, tirando tazas de café, arruinando diarios que se iban al piso medio mojado por los paraguas chorreantes y quedaban ininteligibles. O allí fuera, mientras la gente corría tratando de guarecerse, y se caía en las esquinas, dándose terribles golpes que disimulaban por la vergüenza y seguían corriendo, mientras los autos chocaban sin entender que no había frenos que interrumpieran los designios de las terribles telarañas.
Fue, paulatinamente, accediendo a menos lugares. Primero, limitándose hasta no salir del barrio, luego del edificio, luego del departamento.
Sin remedio, encerrándose cada vez más y más, hasta el momento de quedar desnudo -porque las telarañas habían tomado ya sus ropas- en un rincón de su habitación, para siempre.

sábado, 17 de mayo de 2014

Pier Francesco Orsini





Bomarzo se alzó, estrepitoso, sobre sus columnas
de roca, de llanto, talladas de dolor
inerte y fresco, con sus figuras monstruosas
mis miserias mundanas
mi bosque sagrado
la historia se hallo a si misma
en sus monstruosidades
para los demás solo arte, visión extrema
para  la vida misma
perpetuada para siempre en sus formas
¿Quién osará destruirlas?
¿Quién desafiara a Apolo o al Dragón?
príncipes hubo muchos, palacios rebosaron el mundo
pero quién se atrevió a desnudar su alma ante la tierra
en la cual fue concebido...



lunes, 5 de mayo de 2014

Cancion para los dias de la vida...




Este dia empieza a crecer
voy a ver si puedo correr
Con la mañana silbándome en la espalda
o mirarme en las burbujas.

Tengo que aprender a volar
entre tanta gente de pie.
Cuidan de mis alas unos gnomos de lata
que de noche nunca rien.

Si la lluvia llega hasta aquí
voy a limitarme a vivir.
Mojaré mis alas como el arbol o el angel
o quizás muera de pena.

Tengo mucho tiempo por hoy
los relojes haran que cante

Y la espuma gira en torno a mi piel
me han puesto manos para hablarle
a las cosas de mi.

Y al fin mi duende nació
tiene orejas blancas
como un soplo de pan y arroz

Y un hongo como nariz
cuatro pelos locos
y un violín que nunca calla
solo se desprende y es igual a las guirnaldas.

Este dia es algo de sal
me dejó vibrando al nacer
pesa y es liviano como un hilo sin nombre
suena un poco a mi guitarra.

Tengo que aprender a ser luz
entre tanta gente detras.
Me pondré las ramas de este sol que me espera
para usarme como al aire.

Y es que al fin mi duende se abrió
tiene un corazón de mantel y batón
y un guiño al ver que todo es verdad.

Ya los gnomos cuiden
a un violín que siempre canta
nunca se adormece y es igual a las guirnaldas.

Y es que nunca calla, solo se desprende
y es igual a las guirnaldas.

(Enormisimo Cronopio Spinetta)

lunes, 21 de abril de 2014

Chau Gabo...



"Trató de tener los ojos abiertos, pero lo quebrantó el sueño. Cayó hasta el fondo de una sustancia sin tiempo y sin espacio, donde las palabras de su mujer tenían un significado diferente. Pero un instante después se sintió sacudido por el hombro.
         —Contéstame.
         El coronel no supo si había oído esa palabra antes o después del sueño. Estaba amaneciendo. La ventana se recortaba en la claridad verde del domingo. Pensó que tenía fiebre. Le ardían los ojos y tuvo que hacer un gran esfuerzo para recobrar la lucidez.
         —Qué se puede hacer si no se puede vender nada —repitió la mujer.
         —Entonces ya será veinte de enero —dijo el coronel, perfectamente consciente—. El veinte por ciento lo pagan esa misma tarde.
         —Si el gallo gana —dijo la mujer—. Pero si pierde. No se te ha ocurrido que el gallo puede perder.
         —Es un gallo que no puede perder.
         —Pero suponte que pierda.
         —Todavía faltan cuarenta y cinco días para empezar a pensar en eso —dijo el coronel.
         La mujer se desesperó.
         —Y mientras tanto qué comemos —preguntó, y agarró al coronel por el cuello de la franela. Lo sacudió con energía—. Dime, qué comemos.
         El coronel necesitó setenta y cinco años —los setenta y cinco años de su vida, minuto a minuto— para llegar a ese instante. Se sintió puro, explícito, invencible, en el momento de responder.
         — Mierda."


(El coronel no tiene quien le escriba, Gabriel Garcia Marquez)

(El primer libro que leí de Gabo, a la fuerza por el colegio. Lo termine en dos viajes de tren, desde Retiro a Grand Bourg ida y vuelta en el Belgrano Norte. Despues no lo pude dejar de leer) 

viernes, 11 de abril de 2014

martes, 1 de abril de 2014

So quite your whining cause it's bringing her down



Es verdad, ando un poco cansado
de sacarle a cuentagotas algo a esta vida
de vivir siempre en el pasado
de olvidar caras cuerpos gestos
es verdad, ando hastiado de lamentos
tengo las uñas sangrando de aferrarme
a un sueño vano, a un futuro postergado
quisiera correr hasta el fin del mundo
y gritarle a la vida:
Puta, grandisima puta,
no mezquines mas
no tergiverses sueños
no arranques lágrimas que no te pertenecen
quisiera gritarle
pero mi garganta se fue con ella
la de ojos incrédulos
la de la sonrisa gastada
la que dijo que volvería
y nunca se fue

miércoles, 19 de marzo de 2014

A la que duerme



Esta noche se cierra sobre nosotros angelito
y me da pena como te dormís sin poder resistirte
mi mano repta hasta tu pelo
te acaricio pero ya no te despeino
es como si mis dedos de cristal
es como si mis labios de vidrio roto
todavía no entiendo como haces para dormirte
como te entregas tan livianamente
si en la esquina un pibe esnifa
si en otro barrio están matando a alguien
si en el noticiero dijeron que la muerte anda asustada
de tanto trabajo que le están dando
negrita, angelito, mira, mejor seguí durmiendo
total la farsa seguirá como siempre
la mierda para los que nacieron sin suerte
la paz para los que puedan comprarla
yo por ahora sigo zafando...

Todavía no han venido por mis palabras.

(Advertencia Literaria, estas palabras no se han decidido por la prosa o la poesía)

lunes, 17 de marzo de 2014







La rutina comienza con la sed
luego escribir, sobre nada
es el peor de los infiernos



(Le doy vueltas a una novela, me preocupa que los personajes tengan mas que decir que yo mismo)

martes, 11 de marzo de 2014

Cambios



"El hombre no sólo sucumbe a la muerte por la enfermedad, Max,  sino que el pasado lo va desgastando lentamente. Mal que le pese a algunos, el hombre, la maquina obsoleta y perversa que es el hombre, es capaz de renovarse contadas veces. Odia el cambio, se va resistiendo al paso del tiempo, al cambio de épocas. Pero lo mas terrible es que sucumbe ante la muerte cuando ya la cantidad de muertos en su vida supera la cantidad de vivos. Cuando la carga pesada de sobrevivir padres, familia y amigos lo abruma y los recuerdos llenan sus días de evocación, extinguiendo en su alma la sed por lo nuevo, el ansia de descubrir"

(extracto de "El caso Zombi)

miércoles, 19 de febrero de 2014

Rebelión






Tantas idas y vueltas y el idiota al final logró que me mataran. Tendría que haber sido más cuidadoso, no exponerme a tantas situaciones peligrosas ni llevarme de aquí para allá como si uno fuera una marioneta o un paquete. Yo lo supe hace tiempo. Lo supe apenas me metió en ese café inmundo de la calle Corrientes, apenas me guió hacia la mesa del fondo y vi la cara del tipo que me había citado. Me  dije para adentro “De esta Octavio, no salís vivo”. Dicho y hecho, un balazo en la cabeza, mi cuerpo tirado al riachuelo y el muy estúpido contento, satisfactoriamente feliz con el final de su novela. Mirá que podía elegir otros malandras para matar antes que a mí. Al policía ese, el maldito Fortuna que me jodió toda la maldita investigación. O a ella, a Julieta, esa zorra que me embaucó con sus encantos, con sus aires de perra celosa, mientras por atrás me clavaba un puñal. ¿Y la moral del escritor donde está? !Me hizo decir y hacer cada cosa¡ como si él fuera un angelito, como si la cabeza de alguien que inventa semejantes salvajadas estuviera bien. - Es ficción che, puros inventos- lo escuche decirle a su mujer la otra noche. La mina se le había enojado por una escena de sexo donde creyó ver en las actitudes y la descripción de la femme fatale a una amiga suya muy cercana. ¡Para qué! Se le vino la noche al escritorcito, puteadas y a dormir en el sillón. 
La cuestión es que el muy infeliz me mata al final, me deja sin posibilidad de redención. Me conforma con una sonrisa de satisfacción al haber resuelto todo el acertijo (eso es mérito mío, yo lo fui guiando desde que puso sus grasosas manos sobre el teclado; yo le indique como debía resolverse todo). ¡Y mira como me paga! Dándome el crédito de la hazaña pero dejando que Pereira, ¡Pereira! ese grandísimo canalla me hiciera un agujero en la cabeza. Pero ojo, ya se los dije, morí con una sonrisa de satisfacción en la cara, morí “con la satisfacción de quien encuentra la verdad, una única verdad que traspasa la muerte, que es trascendental, una muerte victoriosa” A la mierda, a la mierda, a la grandísima mierda. Tenía unas ganas de gritarle ¡Me mataron, gil! ¡Me mataron! ¡Qué clase de satisfacción hay en eso! Pereira va a seguir de putas, todos van a seguir robando y mintiendo y matando pero !ojo eh¡ yo me quede con la satisfacción de quien tiene la verdad.

HIJO DE PUTA, eso es, es un HI-JO DE PU-TA.

¡Ah! pero no, esto no queda así, porque si por alguna razón la novela trasciende algo que más que su estúpida computadora (!escribe tan mal el pobre¡  la única forme de que triunfe es si mis virtudes logran hacerse ver entre tanta palabra sin sentido, tanta erudición al divino pedo) Yo seré el vencedor, yo seré el que trascienda. Y volveré; me va a tener que resucitar, o va a tener que inventar viejas historias, pero de cualquier forma voy a volver y él va a ser mi esclavo, va a tener que someterse a mis designios, va a tener que aceptar que yo soy el héroe de todo esto, que él es solo el escriba que se sienta noche a noche a escribir sobre mí. El tiempo, la eternidad, apenas se acordara de él y su vida aburrida. En cambio, yo pasaré a la historia, yo y mis historias, yo y mi ingenio. En el final  yo habré vencido, habré vencido al tiempo y lo habré vencido a él.