lunes, 10 de febrero de 2014

Egoismos



Quisiera que se acabara el mundo. Que alguna bomba explote, que un asteroide caiga. Que el planeta se canse de nuestra mierda y detone seis o siete volcanes. Que desborde un rió, que crezca el mar y nos arrase a todos. Quisiera que un país idiota, y toda su gente idiota y mi país idiota y toda nuestra gente idiota se pelearan por una porción mas de tierra, por unos metros mas de grandeza. Y en una gran guerra nos mandaran a todos a la mismísima mierda. Pero todo esto solo si me sucediera a mi de una manera.
Si en el instante mismo en que los pulsos se aprietan, que los oídos estallan. Solo si cuando mi boca aprieta tu boca, la intenta despedazar como un caníbal y mis manos aprietan tu cintura, sosteniéndola, amarrándola. Si en ese mismo instante tus ojos cerrados me llaman, me invitan al goce de tu cuerpo, entonces ahí sí. Ahí acepto el destino.
Porque no me importa que el mundo acabe, si acabo con vos.
Publicar un comentario