sábado, 17 de mayo de 2014

Pier Francesco Orsini





Bomarzo se alzó, estrepitoso, sobre sus columnas
de roca, de llanto, talladas de dolor
inerte y fresco, con sus figuras monstruosas
mis miserias mundanas
mi bosque sagrado
la historia se hallo a si misma
en sus monstruosidades
para los demás solo arte, visión extrema
para  la vida misma
perpetuada para siempre en sus formas
¿Quién osará destruirlas?
¿Quién desafiara a Apolo o al Dragón?
príncipes hubo muchos, palacios rebosaron el mundo
pero quién se atrevió a desnudar su alma ante la tierra
en la cual fue concebido...



Publicar un comentario