viernes, 1 de noviembre de 2013

Pampa










Pampa,

todo vacío  como mis manos
todo llanura y el cielo sangrando despacio
sin nadie cerca
sin nada cerca

Pampa,

conoces como yo el espanto
de la sangre y de la vida que se escapa
debe ser por eso que me refugio en tus vientos
y aúllo y corro y canto

Pampa,

déjame morir aqui aunque no sea tu hijo
deja que el ultimo suspiro lo de en silencio
mientras el tero delata que no soy digno
que aquí siempre seré un extraño.

Publicar un comentario