miércoles, 16 de enero de 2013



Y si un día te encuentro en París, entre el frío y la nieve y la gente que odia ese frío y esa nieve que nosotros amamos, que tantas veces nombramos en el pasado, sabre que estoy muerto, que fuiste solo un sueño y que París sin vos no es nada, solo frío, nieve y gente triste como yo.

Publicar un comentario