domingo, 26 de agosto de 2012


Estés donde estés, en la memoria del mundo o de tus lectores, el mayor Cronopio, el que nos enseño que la realidad también puede ser fantástica.

Publicar un comentario