jueves, 16 de agosto de 2012

Estrella


¡Ah! Tan fuerte brillaba tu amor
En los días de primaveras pasadas
Los Ángeles llegaron a envidiarte la vida
Y a tus manos, lo que acariciaban

— No he nacido para vivir
¡He nacido para ser fugaz!
Arder en un instante
He nacido para ser fugaz
¡He nacido...! —.

Publicar un comentario