viernes, 3 de agosto de 2012

Plegaria para un día de lluvia...





Hasta cuando, Señor
Se van a dar por vencidas mis lágrimas en la almohada
Hasta cuando las imágenes de otros tiempos me van a inundar los ojos
Y la brisa fría de la noche me traerá el perfume inepente de sus labios
¿No dejare de buscar en cada piel esa piel,
en cada voz esa voz?
¿No dejare esta tortura de vivir por amor
y morir por olvido?
Hasta cuando el frio, Señor
Hasta cuando el dolor, la sangre, vida Señor
Hasta cuando…
                     

Publicar un comentario